LA PRACTICA DE LA ATENCION PLENA Y SALUD

POR EL VENERABLE DHAMMADIPA

Un maestro, una autoridad en la atención plena:

Para meditar no es imprescindible estar sentado en el cojín (zafu) también puedes hacerlo en una silla, la comodidad es muy importante, así como tener las instrucciones para hacerlo de forma correcta“.

Sobre el Maestro:
El Venerable Dhammadipa  nació en Checoslovaquia en 1949. Estudió Literatura China y Filosofía en la Universidad de Praga, donde se graduó en 1969, y luego estudió literatura rusa en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde recibió un título en 1973.

A fines de los años setenta,  comenzó sus estudios budistas en Berlín, donde había inmigrado como refugiado después de la invasión soviética de Checoslovaquia. En 1977 recibió una maestría en literatura y filosofía china en la Universidad de París. En 1979, se matriculó en la Universidad de Nalanda en la India, donde estudió sánscrito y filosofía budista.  En 1986, Venerable Dhammadipa fue a Japón y estudió con el maestro Zen Harada Serrei Roshi de la escuela St (Caodong en chino). En 1987, se ordenó como monje en Meetirigala,  y se le dio un nombre Dharma como Dhammadipa (isla del Budismo o Dharma). Recibió la ordenación completa Theravada en Sri Lanka donde practicó la meditación bajo la guía de su preceptor, el Venerable Nanarama Mahathera.

En 1996, Venerable, fue a Myanmar para practicar la meditación con el maestro contemporáneo Venerable Pa Auk Sayadaw, y fue reconocido por el mismo Sayadaw,  como el primero de los discípulos occidentales  cualificado para enseñar meditación. Desde entonces, a lo largo de los años, el Venerable Dhammadipa,  ha presentado las enseñanzas del dharma y  enseñando meditación en Europa, Estados Unidos, Taiwan, China, India y en el sureste asiático.

El Venerable Dhammadipa nos dice ” El conocimiento del budismo debe ser llevado a la práctica y verificado de primera mano a través de la experiencia directa. Debemos comprometernos a seguir el camino y real

Un retiro sobre meditación y calma mental (shamatha) con Dhammadipa, es una oportunidad.

Mediante las instrucciones y erudición del Ven. Dhammadipa, paso a paso nos introduce en la técnica de la meditación, domaremos nuestra mente y aprenderemos a enfocar nuestra atención. A nivel más específico, el Ven. Dhammadipa explica algunos aspectos de shamatha y vipashyanadentro del marco de los “cuatro fundamentos de la atención plena” de la tradición budista Theravada para que puedan ayudarnos a adquirir una mejor comprensión del camino no dual del Bodhisattva. Su enfoque es el del estudio y práctica de la tradición Yogacara que, según sus propias palabras, es un puente entre las prácticas budistas tradicionales y el enfoque tántrico de la práctica budista.

Las investigaciones nos han mostrado que la práctica continuada de la atención plena nos ayuda a servirnos de nuestra mente para hacer uso de ella como un instrumento que nos aporta la calma y el equilibrio que tanto necesitamos en nuestras vidas.

Tu mente se adelanta y te preocupas por lo que pueda pasar. Prejuzgas tanto situaciones como personas de forma automática y sin consciencia, lo que te lleva a distorsionar la realidad. Y lo peor, es que acabas sufriendo por ello y generándote emociones de las que no puedes salir

La atención plena, tal y como nos han demostrado las investigaciones, nos dota de un método eficaz para gestionar nuestras emociones,  nuestros pensamientos y reacciones.

Al desarrollar esta capacidad que todo ser humano posee, la atención plena, desarrollamos actitudes que nos hacen aceptar nuestras vulnerabilidades, nuestra fragilidad y sensibilidad. Esta aceptación supone un cambio para nuestra mente, que de inmediato se predispone a dejar de luchar contra lo que sentimos y lo que experimentamos. Esto es lo que verdaderamente libera a nuestra mente para centrarse en el presente.

Al mejorar nuestra salud emocional estamos contribuyendo a mejorar cualquier aspecto de nuestra salud, puesto que las emociones intervienen en muchos procesos biológicos, influyendo tanto en un mayor bienestar como en la aparición de algunas enfermedades. Al aprender a gestionar nuestras emociones evitamos nuestra autodestrucción.

Ven Dhammadipa